• Monitorización y registro de parámetros energéticos y eléctricos para edificios, industrias, bombeos e instalaciones fotovoltaicas.

  • Establecimiento de niveles de alerta para reconocer cualquier condición cambiante o amenazante.

  • Diagnóstico remoto de los equipos monitorizados y aviso a los responsables de mantenimiento.

Ventajas

  • Reconocimiento de bajo rendimiento energético y problemas de riesgo de averías.